ANDAMIAJES AMOROSOS

ANDAMIAJES AMOROSOS Por Fernando Galeana Padilla.

Con la franqueza de estar enamorado,

acreciento la emoción al verte,

son los motivos variantes sensaciones

inaugurando el primer beso,

sonrisas dibujadas cual tatuaje permanente.

Compartimos alegres miradas y nuestros ojos

convierten la belleza en propósito del palpitar universo.

Hoy dejé de contar besos,

vivo cada uno, se eterniza en la experiencia.

Besaré tu boca oxigenada,

oleadas desatando placeres convergiendo al horizonte.

Tus labios son la liberación pospuesta de la tímida caricia.

Impulsos eléctricos sacudiendo nuestro cielo,

andamiajes amorosos construyendo mundo.

Besaré tu boca por el lado en que comienza todo,

trazaré la ruta majestuosa de tus besos.

Soy la liebre tras la luna enamorada,

expondré hasta mi esqueleto,

sin usar máscaras, las miradas asumirán las

corrientes y navegáremos despacio,

silenciosamente, influyendo la savia,

en las coordenadas más profundas de nuestra geografía.

 

GAPFER.
A Rosario, por sus amorosos besos.
14/febrero/ 2014.

En la ciudad de las grandes nubes.

En la ciudad de las grandes nubes.
Por Fernando Galeana Padilla.

Te veo tan distante,
en la ciudad de las grandes nubes,
un poco más abajo del cielo infinito,
por donde atraviesan las olas poéticas,
de todas las voces que han podido
alcanzar esas alturas.

te veo desde un gran telescopio,
tu pelo suelto y las comisuras
de tu boca sonriendo.

No usa energía alguna,
no necesita limpiarse el lente,
Me asombra cada día verte.

Tú no me ves es claro,
tú no me ves desde esa distancia,
sólo hay un instrumento,
uno sólo, por donde te contemplo.

Diciembre 4 de 2018.