ALTAR

  • Por Fernando Galeana Padilla (GAPFER).

 

Desde ayer preparé cuanto gustaste en vida.

Los platillos típicos que deleitaste,

esas frutas que ves, acabo de cortarlas,

huelen a Sol, Tierra y frescura.

 

Las tortillas son de mano,

recuerdan nuestro origen de maíz dorado.

Hicimos un ritual de amor al amasar,

al moler las salsas preferidas.

 

Todos en familia colaboramos,

flores esparcidas en el suelo,

pintaron alfombras

de recepción a tu llegada.

 

Las luces de tantas velas

nos encendieron

los ánimos de vernos,

convivir como cada año,

rejuntarnos

riendo del recuerdo

y llorando nuestras penas.

 

Ahora que nos vemos todos

juntos celebrando,

extrañaba tanto parloteo,

mi mente descansa,

mi corazón late confiadamente

y se goza al espíritu como pocas veces.

 

Este momento es diferente,

se conjugan los tiempos.

Nos abrazamos y decimos todo,

el viento toca la música

que nos rodea,

trae consigo

las emociones encontradas.

 

Cada flama baila

en movimiento suave

con mis ojos,

lloran y lloro emocionado.

 

Desde niño conocí así a mis ancestros,

la frontera ahora es más endeble.

Cuando me alcance una vela

y el cempasúchil adorne los caminos,

también regresaré gustoso

a compartir con los míos.

 

Publicado por

GAPFER

Dicen que de poeta y loco tenemos un poco, yo animado en mi locura, gusto de escribir desde hace algún tiempo. Ahora mismo comparto contigo en este espacio que nos junta con el mundo, la amorosa reflexión en esta obra sencilla, en la que encontrarás la profundidad de un corazón latiendo en la creativa escritura que emana como sonrisas festivas. Te agradezco por visitar las veces que desees esta boya que indica algo en el océano inmenso de las letras, como la cercanía a un Puerto de poetas donde las palabras son las olas que llegan refrescando el alma. Yo soy a lo corto y a la distancia solo un puente entre el corazón y el pensamiento que hacen de el espíritu creativo la oportunidad para liberar al ser humano e integrarse plenamente. Te abrazo fuertemente por ser ese buscador que encuentra y llega tocando con los brazos abiertos de su inquietud humana. GAPFER.