ENCENDER LA FOGATA


Sobre la historia que habita en mi,

se remontan moviéndose como viento

perennes circunstancias circulares.

 

Las palabras han surgido del profundo sueño

que une un planeta sin banderas,

la ilusión creada para forjar una vida por delante.

 

Especialmente no hay senderos parejos,

vuelcan los caminos para aprovechar

la ocasión de fortaleza,

alcanzar las destrezas y proyectos.

 

Todo es un universo posible,

los cielos nos sonríen

a pesar de las piedras

con que atropellamos con frecuencia.

 

Hundirse en la distancia,

hará crecer el pensamiento y

desenredarse en los telares

donde las arañas eligieron no meterse.

 

Cometeré más errores ortográficos

seguramente aún a pesar de mis cuidados,

hilvanaré alguna buena historia que nos guste.

 

Con eso esperaré dar el gran paso,

el que lleva la velocidad que no desespera,

el que motiva la respiración que compartimos.

 

Renaceré humano con el humor

que se deleita al llegar los años,

lleno de los amigos que nos toca,

contigo corazón,

encenderé la familiar fogata

en esta excelente nochebuena.

 

 

GAPFER.

 

Diciembre/ 2014.

Publicado por

GAPFER

Dicen que de poeta y loco tenemos un poco, yo animado en mi locura, gusto de escribir desde hace algún tiempo. Ahora mismo comparto contigo en este espacio que nos junta con el mundo, la amorosa reflexión en esta obra sencilla, en la que encontrarás la profundidad de un corazón latiendo en la creativa escritura que emana como sonrisas festivas. Te agradezco por visitar las veces que desees esta boya que indica algo en el océano inmenso de las letras, como la cercanía a un Puerto de poetas donde las palabras son las olas que llegan refrescando el alma. Yo soy a lo corto y a la distancia solo un puente entre el corazón y el pensamiento que hacen de el espíritu creativo la oportunidad para liberar al ser humano e integrarse plenamente. Te abrazo fuertemente por ser ese buscador que encuentra y llega tocando con los brazos abiertos de su inquietud humana. GAPFER.