Sonreír por la avenida feliz en que te encuentro.

A uno pasos de encontrarnos en un punto en
que coincide la armonía,el gusto por alcanzarnos en el compartir del tiempo, de ese aliado que nos brinda la oportunidad de conocernos,
saboreando lo que somos, aquí en nuestro encuentro se detiene todo, hay un espacio profundo provocando el respirar con la emoción de la mirada,
el ser y estar cerca, juntos, abrazados al amor, ese que se renueva, fortalecido, cual momento que no regresa y, generosamente ofrece recrearse; No hay armonía en un nota repetitiva, la armonía subsiste cuando la nota se comparte, entonces nace la música, le llega al corazón, al alma.
Así es como te siento, así es que te amo desde ese tiempo hasta hoy, desde el inicio al eclipse de día.
Puedo decir tanto y quiero decir nada, disfrutarte es mi deseo, vale la vida por ello,
soy feliz en esta avenida en que te encuentro.

GAPFER.

SI UN HURACÁN

Si un huracán se interpone entre tú y yo perderá fuerza categóricamente, pues no hay naturaleza más resistente que el amor.

De cualquier lugar acudiré hasta ti, pues también soy agua, te encontraré agua de mi vida, sin heroísmos, arrancaré cualquier temor, somos corriente hacía el océano, el miedo no tendrá ocasión, incomprensiblemente, se asustará la muerte.

Es la vida que me arroja sin denuesto, con gran fuerza, la exactitud con que  suspiro, celebración alrededor nuestro.

Nada habrá que se interponga,  ni los vientos, las corrientes o  crecientes, ni el oleaje, o los derrumbes.

Esté huracán se desvanecerá cuando te abrace,  en el instante que las miradas ligadas, jalen el sol y en nuestro beso,  el arcoíris  muestre su silueta, como oportunidad generosa,   extendiendo la sonrisa enamorada del planeta.

GAPFER.

21/Octubre/2013.