ELIJO ESA VEREDA.
FERNANDO GALEANA PADILLA

Recostado, una hamaca imaginada,
dos corazones abrazados,
arena atrapada en un frasco,
las cuerdas que generan notas,
un saxofón extraordinario sonando en suave viento.
Latidos formando palabras juegan a ser significados,
humos de una fogata buscándote en un espacio abierto,
dejando testimonio de espíritu encendido.
Sorpresas generan luces en lo alto tintineando,
resuelven sintonizarse musicalmente,
un concierto real de fantasía encantadora.
No hay pellizco que despierte un sueño tan profundo,
me alegra establecerme con la frontera de un típico horizonte creativo.
La soledad cada vez parece esa línea que despide rayos de luz primaverales,
se cuelgan los pájaros para poseer cualquier esperanza.
Resulta curioso que a veces como en este momento se olvida uno de peinarse,
hay un equilibrio que agrega una visión de realidad diferente.
Limpio las gafas con una tela que garantiza mantener
la claridad de una visión destacada, quito la hamaca y la guardo.
Continúo por esos momentos en que se confunden
los espacios y los tiempos, elijo esa vereda por donde se llega al gozo más realista.
Cada paso mantiene el ritmo,
esa alegría de saberme cerca, de estar llegando,
hay un silencio, anticipa, se extiende, me arregla para estar contigo,
gozar es escucharte.

17 de mayo de 2019.

GAPFER

Dicen que de poeta y loco tenemos un poco, yo animado en mi locura, gusto de escribir desde hace algún tiempo. Ahora mismo comparto contigo en este espacio que nos junta con el mundo, la amorosa reflexión en esta obra sencilla, en la que encontrarás la profundidad de un corazón latiendo en la creativa escritura que emana como sonrisas festivas. Te agradezco por visitar las veces que desees esta boya que indica algo en el océano inmenso de las letras, como la cercanía a un Puerto de poetas donde las palabras son las olas que llegan refrescando el alma.
Yo soy a lo corto y a la distancia solo un puente entre el corazón y el pensamiento que hacen de el espíritu creativo la oportunidad para liberar al ser humano e integrarse plenamente.
Te abrazo fuertemente por ser ese buscador que encuentra y llega tocando con los brazos abiertos de su inquietud humana.

GAPFER.

También le puede gustar...