SIN PUDOR

POR FERNANDO GALEANA PADILLA.

Todos los silencios se

desnudaron,

sin pudor,

mostraron su belleza.