Poema

EN ESOS TERRITORIOS

 

Pasos de una sonrisa disfrazada,

Ojos que asomados, se estiran,

las ligas rojas, van hinchadas,

adornando la reacción acostumbrada.

 
Todos y  todo son apariencias engañosas,

cubren el horario del deseo artificial de la pastilla,

la sustancia verde, la blanca,

los colores confundiendo lo que siento.

 
Llevo el rostro agarrado,

lo sostiene una voluntad perversa,

me duele, también me gusta

como el olvido aparente que motiva.

 
Detrás de tantas muertes

camino con la propia,

me acostumbro,

me vuelvo cínico,

como tú que dices ser mi amigo.

 
La hipocresía crece, se espejea

en las ropas que me visten,

antes oía más voces,

advertencias,

recomendaciones,

poco a poco se callaron.

 
No escucho mas allá de una tacha,

el aliento de un tinnher o una bacha;

las manos sinceras se perdieron,

desconozco las mías.

 
El cuerpo camina como nudo,

va apretándose como el hambre cada día:

La cuenca de los ojos se agranda,

la misma mirada se achica.

 
Siento ahora la sonrisa floja,

difícilmente se acomoda,

se va notando que es postiza,

perdió su fuerza, su naturaleza.

 
Voy perdido en ese laberinto

que me asfixia,

ya no oigo nada,

avanzo entre el miedo y el rechazo,

quiero que mis ojos encuentren la conciencia.

 
Apuesto a mi mirada perdida,

apuesto a una hora

en que las voces lleguen,

apuesto a no morir en este desafío.

 
Esta voluntad que va surgiendo,

quiere ser libre,

en el silencio grita ayuda,

se arropa bien con su tristeza, se esconde.

 
Voy con los pasos que pesan,

con las circunstancias,

con los temblores,

en esos territorios

donde un día elegí perderme.

 

 
GAPFER

 

 

GAPFER

Dicen que de poeta y loco tenemos un poco, yo animado en mi locura, gusto de escribir desde hace algún tiempo. Ahora mismo comparto contigo en este espacio que nos junta con el mundo, la amorosa reflexión en esta obra sencilla, en la que encontrarás la profundidad de un corazón latiendo en la creativa escritura que emana como sonrisas festivas. Te agradezco por visitar las veces que desees esta boya que indica algo en el océano inmenso de las letras, como la cercanía a un Puerto de poetas donde las palabras son las olas que llegan refrescando el alma.
Yo soy a lo corto y a la distancia solo un puente entre el corazón y el pensamiento que hacen de el espíritu creativo la oportunidad para liberar al ser humano e integrarse plenamente.
Te abrazo fuertemente por ser ese buscador que encuentra y llega tocando con los brazos abiertos de su inquietud humana.

GAPFER.

También le puede gustar...