Poema

¿De qué se escribe cuando calienta el sol?

¿De qué se escribe cuando calienta el sol?
Por Fernando Galeana Padilla.

Si las preguntas fueran canciones llovería signos de interrogación,

tomarías los indicados formulando las correspondientes dudas.
Empezar sugeriría una actividad más que compleja, hacerla consciente,

recordar desde la curiosa sensación de inquirir sobre algo,

esa inquietud que aparentemente surge de lugar desconocido.
Entre las interrogantes y tú, ¿Quién o quiénes aparecen?

Generalmente la madre es la tierra donde florece el saber,

de ahí las caras que nos acompañan son el resto de los familiares,

amistades, cosas o eventos extraordinarios.

Tendrás que decir a manera de paréntesis,

sobre la figura paterna, por alguna razón,

lleva una gráfica que repunta y baja,

repunta y baja y después no sabes: si está arriba o quedó como error de algún dato.

Conforme vas creciendo hay una etapa parecida al circo,

surge el mago, el presentador, el payaso, el equilibrista,

el domador de fieras, el vendedor de palomitas,

el que limpia y se asegura de cumplir con toda la función.

Entre cada acto irrumpe esa energía que se apropia,

el nerviosismo al disfrutar ser, de responder e indagar, dar pasos hacia donde se quiere ir.

¿De qué se escribe cuando calienta el sol?
Girando resultan los temas al poner signos de interrogación como zapatos que olvidas

para sentir ese camino, leer la manta de bienvenida se logra apartando el miedo.

Vivir es eso, lo que te respondes,

las propias interrogantes que giran en esa órbita humana maravillosa que nos mantiene cálidos.

Vivir es reconocerse, no es sólo una respuesta, es alimentarte, despierta una sonrisa,

avanza desde tus pies, pasando por tu cuerpo, por tu escritura, es gratitud,

más que una luz que baja sube, comparte el sol, haciéndolo brillar cada día.

GAPFER

Dicen que de poeta y loco tenemos un poco, yo animado en mi locura, gusto de escribir desde hace algún tiempo. Ahora mismo comparto contigo en este espacio que nos junta con el mundo, la amorosa reflexión en esta obra sencilla, en la que encontrarás la profundidad de un corazón latiendo en la creativa escritura que emana como sonrisas festivas. Te agradezco por visitar las veces que desees esta boya que indica algo en el océano inmenso de las letras, como la cercanía a un Puerto de poetas donde las palabras son las olas que llegan refrescando el alma.
Yo soy a lo corto y a la distancia solo un puente entre el corazón y el pensamiento que hacen de el espíritu creativo la oportunidad para liberar al ser humano e integrarse plenamente.
Te abrazo fuertemente por ser ese buscador que encuentra y llega tocando con los brazos abiertos de su inquietud humana.

GAPFER.

También le puede gustar...