EL ECLIPSE
Por Fernando Galeana Padilla.
Era el movimiento,
la sutil dirección derivando un gran suceso,
luz que pierde fuerza,
el vestido oscuro que va provocando mirada tan abierta.
Suma de ideas recreándose en lo que parece noche,
las uñas rojas apasionadas saliendo,
agarrándose para remontar esa oscuridad.
El cuerpo se asoma y su teñida sonrisa de labios gruesos
se asemeja una boca que transforma palabras
en dominio absoluto de creación.
Ponderado pensamiento no funciona en ocasión de esas imágenes,
de esas voces,
de un creciente deseo de ver sin protección,
ser tú, ser yo, el cosmos.
Caigo como idea,
eyaculada sensación entre las posiciones planetarias,
conmueve saber y sentir la emoción de esa nube que ríe conforme vas cayendo.
Aterrizo desde ese universo único,
noble y empático,
la polvareda maquilla el rostro,
un aire que no se detiene va fortaleciendo el ánimo de ese Sol resplandeciente.

GAPFER

Dicen que de poeta y loco tenemos un poco, yo animado en mi locura, gusto de escribir desde hace algún tiempo. Ahora mismo comparto contigo en este espacio que nos junta con el mundo, la amorosa reflexión en esta obra sencilla, en la que encontrarás la profundidad de un corazón latiendo en la creativa escritura que emana como sonrisas festivas. Te agradezco por visitar las veces que desees esta boya que indica algo en el océano inmenso de las letras, como la cercanía a un Puerto de poetas donde las palabras son las olas que llegan refrescando el alma.
Yo soy a lo corto y a la distancia solo un puente entre el corazón y el pensamiento que hacen de el espíritu creativo la oportunidad para liberar al ser humano e integrarse plenamente.
Te abrazo fuertemente por ser ese buscador que encuentra y llega tocando con los brazos abiertos de su inquietud humana.

GAPFER.

También le puede gustar...