Poema

CUANTA FALTA HACE.

CUANTA FALTA HACE.
Por Fernando Galeana Padilla.

Puede ser un momento inquietante determinar cuán afectado estás por circunstancias aparentes.
Definir esas apariencias, entregarte a la solución de tales ideas.
¿Dónde cabe ejercitar las alas de esas aves que surgen por horizonte indefinido? El tiempo que discurre pasa por el mismo lado ignorándote.
Apostarías como palabra de consuelo, al pretender la respuesta a todo que, hay una gran diferencia: si es de día o de noche.
Por la mañana lastima la luz y por la noche esas artificiales duelen, borran la oportunidad de observación.
El lado oscuro que permite la sensación de ver más allá, de alcanzar las estrellas, queda como idea de un refugio, no existe.
Lo oscuro y el silencio son las pausas respiratorias entre la vida y la muerte, la felicidad y el dinero, la pobreza y la tristeza, la ignorancia y la sabiduría.
Cuanta falta hace ese espacio entre leer y escribir, entre hablar y escuchar.
¿Cuánta falta hace reconocer cuando se extraña mucho o poco a esas personas fundamentales en tu vida?

GAPFER

Dicen que de poeta y loco tenemos un poco, yo animado en mi locura, gusto de escribir desde hace algún tiempo. Ahora mismo comparto contigo en este espacio que nos junta con el mundo, la amorosa reflexión en esta obra sencilla, en la que encontrarás la profundidad de un corazón latiendo en la creativa escritura que emana como sonrisas festivas. Te agradezco por visitar las veces que desees esta boya que indica algo en el océano inmenso de las letras, como la cercanía a un Puerto de poetas donde las palabras son las olas que llegan refrescando el alma.
Yo soy a lo corto y a la distancia solo un puente entre el corazón y el pensamiento que hacen de el espíritu creativo la oportunidad para liberar al ser humano e integrarse plenamente.
Te abrazo fuertemente por ser ese buscador que encuentra y llega tocando con los brazos abiertos de su inquietud humana.

GAPFER.

También le puede gustar...