Poema

HABLAMOS PARA RECORDARLO

 

HABLAMOS PARA RECORDARLO.

Fernando Galeana Padilla.

Digo las nubes, no camino, no veo, no oigo, hablo para sentir la lengua, una forma olvidada que se hace agua, riega las palmas, el zacate, beben los animales, afloran los gusanos y las gallinas comen.

El canto del gallo es poderoso hace que el sol asome curiosos rayos, se des modorra para trabajar como todos los días con su cálida sonrisa.

Las palabras cambian, se ven, se oyen, se sienten, el sol juega, hace muecas en los rostros, los ojos se aclaran, forman olas por dónde saltan los delfines, al fondo las ballenas dicen cosas amorosas, los peces nadan, te alcanzan.

Las nubes me hacen caminar, te sigo, el mundo se va moviendo a nuestro lado, vemos lo increíble, lo oímos, hablamos para recordarlo, es nuestra casa tan maravillosa por donde coexistimos especies inauditas.

 

 

GAPFER

Dicen que de poeta y loco tenemos un poco, yo animado en mi locura, gusto de escribir desde hace algún tiempo. Ahora mismo comparto contigo en este espacio que nos junta con el mundo, la amorosa reflexión en esta obra sencilla, en la que encontrarás la profundidad de un corazón latiendo en la creativa escritura que emana como sonrisas festivas. Te agradezco por visitar las veces que desees esta boya que indica algo en el océano inmenso de las letras, como la cercanía a un Puerto de poetas donde las palabras son las olas que llegan refrescando el alma.
Yo soy a lo corto y a la distancia solo un puente entre el corazón y el pensamiento que hacen de el espíritu creativo la oportunidad para liberar al ser humano e integrarse plenamente.
Te abrazo fuertemente por ser ese buscador que encuentra y llega tocando con los brazos abiertos de su inquietud humana.

GAPFER.

También le puede gustar...