Poema

COSAS DE UNA GRACIA BÁSICA

Cosas de una gracia básica.

Fernando Galeana Padilla.

Todos merecieron estar, así se van despejando las dudas, iniciativas propias obedecen formas diferentes, una palabra no es igual a otra, juegan los sinónimos.

Parece un minuto ser el mismo, los lapsos del tiempo nos distraen fácilmente, se quejan a veces las experiencias sensiblemente.

Una sombra no es igual al que la provoca, el reflejo en el agua no soy aunque me parezca, reímos por cosas de una gracia básica.

Nos parecemos, vamos mostrando vestimentas con similares etiquetas, nos apoderamos de objetos igualmente, asistimos al mismo espacio.

En la delicadeza de ser auténtico se confunde la creatividad, no hay un diseño que se libre de ser copiado, una vez más cambiará la moda, en esa ola nos moveremos.

A lo lejos oigo opera, se va y llega el sonido, la voz ahora es fuerte, la oigo en los altavoces de esta casa, el botón del dispositivo me ha asistido.

Hey Google dije qué canción se escucha: “Estás escuchando Si, mi chiamano Mimì – La Boheme Atto I de Renata Tebaldi.”

No he podido establecer qué nos lleva de una idea a otra, sus motivos conscientes, esos pensamientos que se juntan y marean.

Todos merecieron estar fue por conclusión la frase acreedora de iniciar este trayecto, podría haber surgido algo diferente, innovador, impactante, digno de una obra maestra.

Digo en silencio: este es mi estilo, una manera de distraer al crítico, de facilitarle la tarea, que diga lo que quiera, aquí converge un remolino de inquietudes.

GAPFER

Dicen que de poeta y loco tenemos un poco, yo animado en mi locura, gusto de escribir desde hace algún tiempo. Ahora mismo comparto contigo en este espacio que nos junta con el mundo, la amorosa reflexión en esta obra sencilla, en la que encontrarás la profundidad de un corazón latiendo en la creativa escritura que emana como sonrisas festivas. Te agradezco por visitar las veces que desees esta boya que indica algo en el océano inmenso de las letras, como la cercanía a un Puerto de poetas donde las palabras son las olas que llegan refrescando el alma.
Yo soy a lo corto y a la distancia solo un puente entre el corazón y el pensamiento que hacen de el espíritu creativo la oportunidad para liberar al ser humano e integrarse plenamente.
Te abrazo fuertemente por ser ese buscador que encuentra y llega tocando con los brazos abiertos de su inquietud humana.

GAPFER.

También le puede gustar...