Poema Puerto de Poetas

ESA NOTA ENVIADA EN LA BOTELLA ES DESCUBIERTA

 

Esa nota enviada en la botella es descubierta.
Fernando Galeana Padilla.

Ahora que avanzas en esta lectura, o escuchas lo que dice el escrito, hay consideraciones a saber, surge de esos ejercicios de estar insistiendo en el lenguaje vital.
La existencia mueve los planetas en un universo en expansión, no sabremos hasta donde llegue como experiencia vívida más supone otras formas.
Esas que me convocan tienen que ver con la imaginación, la ficción donde la frontera es prácticamente invisible en tantas situaciones con la realidad.
Dar un abrazo, soltar la carcajada, enamorarse, sorprenderse en un momento soñado, intermitencias que dan la condición humana.
Las diferencias que enriquecen y acercan son las valiosas, atengámonos a eso sin eludir posibilidades para construir algo nuevo.
Hemos crecido en un momento inigualable, con o sin propósito, en la majestuosidad del ser, en su búsqueda y encuentro.
Si aún sigues leyendo, escuchando o ambas cosas, habrás “perdido” el tiempo, ese que mide todo lo valioso y lo que no lo es.
En ese punto a veces hay coincidencia, para mí es de invaluable apoyo comunicar, es donde el lenguaje deja una marca para seguirse.
Puede ser que se comprenda, se apruebe o desapruebe, lo que sea, hasta este no momento, nos atendemos, hacemos espacio para continuar.
Si estás aquí todavía, mi interés crece, se hace imagen destacada, perece el ego, las desconfianzas con tu ayuda, esa nota enviada en la botella es descubierta.
El mar nos rodea, somos tierra costeña, entramado de carrizos, huesos de palapa y techos trenzados.
Pies descalzos que se mojan en la amabilidad del oleaje abierto, somos los oídos y los ojos de la playa, su piel, el gusto de un lugar que no merece morir.
Aquí donde las gaviotas pescan corazones de año nuevo nos exponemos, frente al sol que nos broncea, te llamo.
Si estás aquí, gracias, bienvenida, bienvenido: ahora tú escribe, lee, inspírate, dale vida, disfruta este paraíso. Yo soy Acapulco, puerto de poetas.

GAPFER

Dicen que de poeta y loco tenemos un poco, yo animado en mi locura, gusto de escribir desde hace algún tiempo. Ahora mismo comparto contigo en este espacio que nos junta con el mundo, la amorosa reflexión en esta obra sencilla, en la que encontrarás la profundidad de un corazón latiendo en la creativa escritura que emana como sonrisas festivas. Te agradezco por visitar las veces que desees esta boya que indica algo en el océano inmenso de las letras, como la cercanía a un Puerto de poetas donde las palabras son las olas que llegan refrescando el alma.
Yo soy a lo corto y a la distancia solo un puente entre el corazón y el pensamiento que hacen de el espíritu creativo la oportunidad para liberar al ser humano e integrarse plenamente.
Te abrazo fuertemente por ser ese buscador que encuentra y llega tocando con los brazos abiertos de su inquietud humana.

GAPFER.

También le puede gustar...