Poema

HOJARASCA ACUMULADA

Hojarasca acumulada,

va sirviendo de abono,

pensamientos símiles no propician nada,

son la basura que llegando al mar,

al espacio, donde sea nos coloca en grave riesgo.
He caminado antes por aquí,

cada vez me abruma este paisaje,

la desconsideración,

he sucumbido a la otra orilla

donde pensé no pisar nunca.
La agotada manera de creer luchar solo,

el fracaso que rompe cualquier

lazo de motivos con los otros,

el cansancio de insensibles miradas.
Ruedan las vidas con el moribundo planeta,

los inciertos futuros corren en los 2016,

de nuestra era, “nuestro” será palabra hueca pronto,

en el anunciado apocalíptico destino.
Rayos de luz parpadean sin

la claridad que se requiere,

sigo ignorando, ¿Qué Hacer?

Naufragamos en tan poco tiempo.
Hay de sobra talentos

que se pierden en sus egos,

los equilibrios se agotan.

No merece desperdiciarse otra oportunidad.
Oigo con tan clara presencia

el canto de aves paseriformes,

orando  alrededor del árbol caído, duele, duele, duele.
Sin perder el horizonte

tiemblan mis ojos

en los cordeles del perímetro medido

como esperanza de  augurio en año nuevo.
No he de reír como locura

en la pirotécnica mirada,

que oscurece al  final de la cimbrada explosión

que irrumpe siempre, como despido de lo efímero.
Tampoco he de llorar como lamento inacabado

en tan bella noche,

quiero deslizarme entre

las olas del pensamiento irrelevante.
Burlarme nuevamente de mis penas  y

sacudirme la embriaguez ajena.

Volarán las aves y en sus alas

leeremos atentos su vuelo.
Será señal de desafíos nuevos,

las nubes formarán las frases nuevas

en la inteligencia de

comprender conscientemente las tareas.
Un año vuelve exactamente al mismo tiempo,

las hojas caen,

las hojas revisten nuevas luces,

este año será el que resuelva quedarse

con mi enmarañado pensamiento,

para vivirlo intensamente.
GAPFER
31/12/2015.

GAPFER

Dicen que de poeta y loco tenemos un poco, yo animado en mi locura, gusto de escribir desde hace algún tiempo. Ahora mismo comparto contigo en este espacio que nos junta con el mundo, la amorosa reflexión en esta obra sencilla, en la que encontrarás la profundidad de un corazón latiendo en la creativa escritura que emana como sonrisas festivas. Te agradezco por visitar las veces que desees esta boya que indica algo en el océano inmenso de las letras, como la cercanía a un Puerto de poetas donde las palabras son las olas que llegan refrescando el alma.
Yo soy a lo corto y a la distancia solo un puente entre el corazón y el pensamiento que hacen de el espíritu creativo la oportunidad para liberar al ser humano e integrarse plenamente.
Te abrazo fuertemente por ser ese buscador que encuentra y llega tocando con los brazos abiertos de su inquietud humana.

GAPFER.

También le puede gustar...