gapfer.com

Un narciso que se asome.

Fernando Galeana Padilla.

Los volveré a ver donde el sol caliente se burla del que sufre, en las oscuras ideas de causar el mal a otros, los miraré también con extrañeza, con miedo, encerrado en los prejuicios asoleados, me acostumbraré nuevamente al sufrimiento, la labor de hacer espacio peleando.

Será el río de sangre llevando la mía por delante, ahí no habrá un narciso que se asome, estará Caín y cualquier terrible monstruo antes ingenuo humano. Seré ejemplo de maldad, odio, venganza, crueldad.

Se erigirán los nuevos monumentos en el infierno, en esos bares repletos de gente drogada, se escucharán burlas queriendo simular felicidad, alegría; los signos de interrogación no llegarán nunca, es el ambiente de inconsciente modo el que no cambia.

El fuego permanecerá porque siempre hay quien le eche leña, así se morirá el amor, esas ideas vagas de armonía, la bondad, entre otras cuestiones y valores que también hablan de la compasión.

Desde cualquier sitio se verá la llamarada, ese será el signo de llegada, no habrá otro futuro ni mundos paralelos, no sé qué dice el apocalipsis ya no hay tiempo de leerlo, este momento es la eternidad del sufrimiento, la maldad que reina, siente su hedor, no hay regreso.

 

 

GAPFER

Dicen que de poeta y loco tenemos un poco, yo animado en mi locura, gusto de escribir desde hace algún tiempo. Ahora mismo comparto contigo en este espacio que nos junta con el mundo, la amorosa reflexión en esta obra sencilla, en la que encontrarás la profundidad de un corazón latiendo en la creativa escritura que emana como sonrisas festivas. Te agradezco por visitar las veces que desees esta boya que indica algo en el océano inmenso de las letras, como la cercanía a un Puerto de poetas donde las palabras son las olas que llegan refrescando el alma.
Yo soy a lo corto y a la distancia solo un puente entre el corazón y el pensamiento que hacen de el espíritu creativo la oportunidad para liberar al ser humano e integrarse plenamente.
Te abrazo fuertemente por ser ese buscador que encuentra y llega tocando con los brazos abiertos de su inquietud humana.

GAPFER.

También le puede gustar...