DÍA DE MUERTOS,  Poema,  Potcast,  Puerto de Poetas,  Uncategorized

CUANDO DIGO GRIS

CUANDO DIGO GRIS
Por Fernando Galeana Padilla.

Me he vuelto polvo,
polvo esparcido por los aires,
grises partículas que no aspiran
a quedarse en ningún sitio.
Cuando digo gris no es un color,
no es palabra exacta,
no es significado único,
no es la manera de decir algo vivo,
no es lamentación ni eficiente lenguaje
que figura la retórica,
ya quisiera ser referente de esas voces encantadoras.
Gracias cielo abierto, planeta azul,
agua de todos los rincones,
volcanes en erupción, equilibrio.
Viajo sin futuro, sin fuerza,
sin alrededores fraternales,
sin poderes excepcionales,
voy incompleto, medio allá,
medio acá, todo dividido.
No soy agua, ni fuego,
ni aire sino polvo, color polvo,
ese que no pinta nada bello,
que escapa de sí mismo,
que no se hace caso, que no escucha,
ni mira nada, ese que ensucia las nubes y luego
llora por haberlo hecho, se lava sin tomar color, ni aroma.
Soy el que descansa en el tapete hasta que
lo sacuden violentamente para continuar
ensuciando las calles, las casas, las glorietas.
A veces me cuelo entre las alas de los pájaros
para no cansarme, para consolarme.
A veces me siento tan miserable
que dejo de respirar y me pulverizo.

 

Dicen que de poeta y loco tenemos un poco, yo animado en mi locura, gusto de escribir desde hace algún tiempo. Ahora mismo comparto contigo en este espacio que nos junta con el mundo, la amorosa reflexión en esta obra sencilla, en la que encontrarás la profundidad de un corazón latiendo en la creativa escritura que emana como sonrisas festivas. Te agradezco por visitar las veces que desees esta boya que indica algo en el océano inmenso de las letras, como la cercanía a un Puerto de poetas donde las palabras son las olas que llegan refrescando el alma. Yo soy a lo corto y a la distancia solo un puente entre el corazón y el pensamiento que hacen de el espíritu creativo la oportunidad para liberar al ser humano e integrarse plenamente. Te abrazo fuertemente por ser ese buscador que encuentra y llega tocando con los brazos abiertos de su inquietud humana. GAPFER.