Poema POETAS DE GUERRERO Uncategorized

SIN LA PIROTECNIA Y ENCERRADOS

Sin la pirotecnia y encerrados.
Fernando Galeana Padilla.

Ya estamos igual que un torneo o Copa deportiva, en la final, aquí el rival es el tiempo, vamos en esa competencia con cubre boca, caretas, gel, jabón y agua, este último recurso falla mucho, pero no es culpa suya, es problema de la directiva, de su manera de dirigir, de administrar.

Hay listas de palabras usadas, confinamiento dicen que se repite, entre otras tantas; yo sudé mucho y aun me atengo a la posibilidad de muerte, más que una palabra, la realidad de no verme involucrado en las cifras que han llegado a miles, a millones en el mundo.

Qué ya apareció nueva cepa, siendo más contagiosa que la del origen chino, que llegó por fin la vacuna, el próximo año se ve con optimismo: con la cura del mal, nos darán la luz verde, se regresará a las formas presenciales en las escuelas, se abrirán las oficinas y habrá mayores filas, se tendrán otras ventajas y desventajas, mejorará el comercio y la economía para los de siempre, para los de arriba.

Ya con el optimismo del nuevo año, despedirnos del viejo, todavía será austero, con las reservas, sin la pirotecnia y encerrados, pero eso sí con algo para la cena.

Se va el año viejo con el marcador lleno de tristeza, se llevó al ser querido, al familiar, al amigo, nos dejó deudas, desempleo, miedos y malos servicios, nos miramos más por las pantallas, también nos hizo salir con descuido, abarrotamos calles, plazas, y playas, lugares donde el riesgo no se midió por imprudencia, por cansancio, por egoísmo, aunque los menos también por necesidad.

El viejo año tiene muchos demandando que se vaya, que dejemos de estar confinados para poder seguir enfrentando todo eso que sigue pendiente erradicar y lograr.

Miércoles 31 de diciembre de 2020.

 

GAPFER

Dicen que de poeta y loco tenemos un poco, yo animado en mi locura, gusto de escribir desde hace algún tiempo. Ahora mismo comparto contigo en este espacio que nos junta con el mundo, la amorosa reflexión en esta obra sencilla, en la que encontrarás la profundidad de un corazón latiendo en la creativa escritura que emana como sonrisas festivas. Te agradezco por visitar las veces que desees esta boya que indica algo en el océano inmenso de las letras, como la cercanía a un Puerto de poetas donde las palabras son las olas que llegan refrescando el alma.
Yo soy a lo corto y a la distancia solo un puente entre el corazón y el pensamiento que hacen de el espíritu creativo la oportunidad para liberar al ser humano e integrarse plenamente.
Te abrazo fuertemente por ser ese buscador que encuentra y llega tocando con los brazos abiertos de su inquietud humana.

GAPFER.

También le puede gustar...