Uncategorized

AMERITA

Amerita de vez en vez, agitar las banderas, parir un grito, exagerar un poco, sacudir las manos, amenazar, decir obscenidades.
Vestir ridículo ocasionalmente, ponerse lo que venga, dejar el móvil, sacar las sandalias o de plano descalzo, caminar cantando en alto vuelo.
Hay contextos, se interpreta, la sociedad nos marca reglas, nos saturan algunas y otras marcan  limitaciones propias.
Hace falta romper el hielo, desrutinarse, salir con todo y lluvia, mojarse más allá de los talones,estirar los brazos dando vueltas.
Comer lo que se antoje, sin remordimientos, tarareando al mismo tiempo sin ahogarse, tomar algo rico, caliente o frío.
Acomedirse con alguien,  vecino, conocido,  desconocido, regalar cosas, lo que puedas y quieras sin culpas.
Donar sangre, sin decirle a nadie, sin foto, sin redes, donar tus libros, los leídos y los que no habrás de leer .
Salir sin prisas, a donde sea, un partido que te regrese el ser primitivo, que manifieste lo que eres sin amarres.
Regresar despacio, respirando libre, sintiendo el espacio, observando el recorrido, sin hablar, saboreando el silencio.
Llegando a casa, saluda las plantas, jura cuidarlas, protegerlas, respetar la naturaleza, comenzando contigo.

GAPFER.

GAPFER

Dicen que de poeta y loco tenemos un poco, yo animado en mi locura, gusto de escribir desde hace algún tiempo. Ahora mismo comparto contigo en este espacio que nos junta con el mundo, la amorosa reflexión en esta obra sencilla, en la que encontrarás la profundidad de un corazón latiendo en la creativa escritura que emana como sonrisas festivas. Te agradezco por visitar las veces que desees esta boya que indica algo en el océano inmenso de las letras, como la cercanía a un Puerto de poetas donde las palabras son las olas que llegan refrescando el alma.
Yo soy a lo corto y a la distancia solo un puente entre el corazón y el pensamiento que hacen de el espíritu creativo la oportunidad para liberar al ser humano e integrarse plenamente.
Te abrazo fuertemente por ser ese buscador que encuentra y llega tocando con los brazos abiertos de su inquietud humana.

GAPFER.

También le puede gustar...