Comida Poema

HOY COMÍ SIN TI

Hoy comí sin ti,

te disfruté en la sopa,

te degusté en guisado,

saboreé tu postre.

 

Cada bocado percibía tu ausencia,

la sonrisa de la pasta me afectaba,

me abrazaba, recordaba una fragancia

a nuestras tardes juntos.

 

Pausé los bocados,

quise encerrar el tiempo

en los sabores reteniéndote,

el agua de moras, jamaica,

romero y chia, bebí como tus besos.

 

No puse música alguna y

sin embargo me cantabas,

la atmósfera melodiosa

entonó suspiros, los cubiertos bailaban.

 

Todo supo bien,

escandalosamente,

eres sabor de vida que hace falta,

contigo ausente la mente se entromete.

 

Cada detalle dispuesto amorosamente,

comete la misma

indiscreción de recordarte,

los horarios son las nuevas fronteras inhumanas.

 

Tú en la rutina laboral y yo en la mía,

no sé si las tecnologías

comunican más tu ausencia

y me consuela un dejo de locura al esperarte.

 

Estando juntos el tiempo es un tesoro,

la modernidad en la sobrevivencia

no se acostumbra a extrañarte.

 

Cuando estás ausente,

más tiempo estamos virtualmente,

los muros naturales y

artificiales nos encierran aparte.

 

Común es sorprenderme hablándote,

compartiendo algo, agradeciéndote,

la gente te busca al mirarme acompañado

en nuestra conversación solo.

 

Un deseo como los de adolescentes

es que pase volando el tiempo,

no la salud, así jubilados,

caminaremos juntos de por vida,

con la jovialidad hoy desgastada

en labores de rutinas.

 

Al convivir somos personajes de película,

en tan poco tiempo pasa todo,

al terminar quedamos como el público,

con ganas de ver otra nuevamente.

 

 

                             GAPFER.

GAPFER

Dicen que de poeta y loco tenemos un poco, yo animado en mi locura, gusto de escribir desde hace algún tiempo. Ahora mismo comparto contigo en este espacio que nos junta con el mundo, la amorosa reflexión en esta obra sencilla, en la que encontrarás la profundidad de un corazón latiendo en la creativa escritura que emana como sonrisas festivas. Te agradezco por visitar las veces que desees esta boya que indica algo en el océano inmenso de las letras, como la cercanía a un Puerto de poetas donde las palabras son las olas que llegan refrescando el alma.
Yo soy a lo corto y a la distancia solo un puente entre el corazón y el pensamiento que hacen de el espíritu creativo la oportunidad para liberar al ser humano e integrarse plenamente.
Te abrazo fuertemente por ser ese buscador que encuentra y llega tocando con los brazos abiertos de su inquietud humana.

GAPFER.

También le puede gustar...