Poema

LOS OSOS POLARES

LOS OSOS POLARES*
Por Fernando Galeana Padilla (GAPFER).

Venden agua fría, hielo, fotografías, aventuras, corren en un espacio ahora reducido cada vez más reducido.

No se quejan, no pueden, se desahogan comiendo poesía, peces humanoides, son los únicos empáticos, dan su vida, sólo por ellos.

Todavía se miran en sus escasos kilómetros donde alojan apretadamente sus sueños; Los osos polares, sonríen poco como ahorrando un tanto la alegría, aquellos  tiempos de sus tatarabuelos quedaron en la tradición oral, ya pesa sólo oírlos: los ojos, los oídos, cada vez más insensibles y no gracias al clima: ¡es la gente, su basura!

Focas, ballenas, elefantes marinos, tortugas, tiburones,varias especies sufriendo entre las bolsas que empaquetan la muerte, plástico, bolsas de colores.

Acá en el sur son color de rabia, de impotencia, acá ya no hay remedio, nos ha ahogado la ola de aceite, de petróleo, la violencia que oscurece la consciencia.

Los osos polares se ven tristes, caminan con dificultades, los veo flacos, siempre los había imaginado gordos, fuertes, pero en la televisión parecen artistas, se destaca su figura, sus movimientos.

Dan ganas de ayudarles, de poner empeño en auxiliarlos, de reencauzar los dineros, la seguridad: Cancelar armamentos nucleares y no nucleares, dejar de gastar en bebidas azucaradas de esas de marcas registradas transnacionales.

Dan ganas de hacer una redistribución de la riqueza, para que todos aporten a esta causa, de hacer algo noble, de actuar con liderazgos comprometidos, de empezar a actuar con el planeta.

Dan ganas de mandarlos con los coyotes, con los polleros, que ahora serían oseros, a new way of life, para y por ellos.

¿Qué va a ser de los osos polares? Pedirán ayuda o seguirán pensando en que poéticamente pueden arreglárselas.

Ojalá y decidan pronto que estamos dispuestos, que aún podemos, que aún hay personas conscientes, dispuestas ahora mismo de acudir en su auxilio.

De esta manera quedaría un precedente extraordinario para todas aquellas especies en peligro de extinción, incluyendo a las del sur, a estos jaguares que aparecen como máscaras.

 

 

*A mis padres, a los padres de mis padres y a todos mis ancestros que amaron al planeta como a su propio terruño.

GAPFER

Dicen que de poeta y loco tenemos un poco, yo animado en mi locura, gusto de escribir desde hace algún tiempo. Ahora mismo comparto contigo en este espacio que nos junta con el mundo, la amorosa reflexión en esta obra sencilla, en la que encontrarás la profundidad de un corazón latiendo en la creativa escritura que emana como sonrisas festivas. Te agradezco por visitar las veces que desees esta boya que indica algo en el océano inmenso de las letras, como la cercanía a un Puerto de poetas donde las palabras son las olas que llegan refrescando el alma.
Yo soy a lo corto y a la distancia solo un puente entre el corazón y el pensamiento que hacen de el espíritu creativo la oportunidad para liberar al ser humano e integrarse plenamente.
Te abrazo fuertemente por ser ese buscador que encuentra y llega tocando con los brazos abiertos de su inquietud humana.

GAPFER.

También le puede gustar...