• CUENTO

    JARDINEROS (CUENTO)

      Transcurre la mañana, en esas horas que vuelan, cantando con los pájaros desde muy temprano, hojas y hojas saludando. Plantas con flores, árboles frutales, insectos rastreros, catarinas, abejas, chapulines, caballeros, arañas, chinches y parientes cercanos. Movimiento dinámico, atrapa un ojo, atrapa dos, se juntan varios a observar otro mundo, se comparten sonrisas cómplices. Hemos dejado de común acuerdo los televisores, los dispositivos, los móviles, creamos un tour al jardín, romper con la rutina. Se vale tomar notas a lo clásico: Pluma y papel, las fotografías con flash y sin flash están prohibidas hoy. Sólo la mirada atenta es suficiente para seguir adelante, varios ojos descubren detalles que uno no…

  • Poema

    SE SECÓ EL NARANJO

    Se secó el naranjo, sus fuerzas agotadas, secaron sus raíces, su tronco, sus ramas. Las hojas, su fragancia, resisten a mi apego. Las semillas, tal vez se irán al basurero, caerán en la acera, que pisará el transeúnte atento  a un móvil, ¿Cuál es la probabilidad de perpetuarse un muerto? La primavera ha llegado, te llora, te abraza, como antes cantando contigo, te envuelve en sus vientos, te habla, te arrulla, te entierra. Los pájaros extrañamente se posan esperando milagros, tus naranjas  van secando las pocas lagrimas que quedan. El color delata tu rostro perdido, esos ojos verdes, quedarán en la memoria de un aroma a té inigualable. Te soñaré…

  • DESTACADO,  Poema,  POETAS DE GUERRERO

    SIGO PENSANDO EN EL CAFÉ DE ATOYAC

    En tan ridículas evocaciones nace el arte, recrimina la palabra que llora, nos sonríe, nos critica, cambia con un gesto el movimiento de las pestañas que limpian y protegen la visión futura, desrutiniza una idea, se come al mundo, pelea contra los monstruos que se interponen en el blanco cielo.   Títulos en galeras, tristes, desarropados de manos que encierren un abrazo, versos que llueven en la imaginada ciudad de los lectores, esos fantasmas que vuelan, se cruzan por las ventanas, discursan sobre la dignidad humana, ven caer los horizontes con sus lunas mágicas, se manifiestan las veinticuatro horas del día, sueñan letras, se las comen en la sopa y…